Aceite de Ricino para barba ¿Funciona?

Propiedades del Aceite de Ricino

Aproximadamente de un 40% a un 50% del aceite de ricino es obtenido gracias a la planta llamada Ricinus communis, procedente principalmente de la India y África, la cual posee unas semillas que se usan para la extracción de esta sustancia, mientras que este producto posee el 70-77 % de los triglicéridos que tiene el ácido ricinoleic.

Así pues, el aceite de ricino es un agente bacteriano que a su vez cuenta con excelentes propiedades que lo ayudan a combatir a los hongos que pueden dificultar el crecimiento natural del vello corporal de la barba, contribuyendo a que este proceso se acelere.

De tal modo, al descubrir las extraordinarias propiedades que posee el aceite de ricino (algunas de las cuales serán explicadas detalladamente más adelante) este fue implementado en el ámbito de salud para contrarrestar algunas enfermedades o dolencias, siendo empleando especialmente como laxante, la cual es la propiedad por la que mayormente ha sido conocido.

Al respecto, hay que señalar que se ha utilizado en casos de dolores de estómago y artritis, debido a que proporciona increíbles efectos en las articulaciones y la piel.

No obstante, este producto actualmente también ha tomado un importante espacio en el mundo de la estética y se usa, no solo para el cuidado de la piel, suavizar los pies o fortalecer las uñas y el cabello, sino también para arreglar la barba y mantenerla limpia, perfumada y bien hidratada.

En este sentido, los individuos del sexo masculino que buscan mejorar el crecimiento natural de sus barbas, tienen en sus manos una fórmula infalible si deciden emplear este maravilloso aceite que, aunque no lo crean, sí brinda resultados sorprendentes, mejorando notablemente el aspecto de sus barbas.

Propiedades del Aceite de Ricino

El aceite de ricino ha sido un producto que posee múltiples propiedades, siendo empleado en ámbitos como la salud e incluso en los sectores industriales y farmacéuticos para la elaboración de productos como: resinas sintéticas, pinturas, plásticos, lubricantes para vehículos de alta competición y aviones, jabones, medicinas, aceites para el cabello, entre otros.

De tal modo, aunque las semillas y las hojas de la planta Ricinus communis suelen ser muy tóxicos, al llevar a cabo el proceso de elaboración del aceite, se procesa hasta que ya no represente un peligro para la salud de las personas si entran en contacto directo con este, pudiendo emplearse sin sentir preocupaciones al respecto.

Por otro lado, una de las propiedades del aceite de ricino es que contribuye a mantener un grandioso aspecto de la barba, razón por la que a continuación se explica de qué forma ayuda al fortalecimiento de la misma y acelera notablemente su crecimiento.

Fortalecimiento de la barba con Aceite de Ricino

Fortalecimiento de la barba

Por ser un aceite que posee grandes nutrientes, vitaminas y minerales, siendo utilizado para que el cabello adquiera un aspecto más frondoso y fuerte, tratándose además de un tratamiento efectivo en casos de calvicie, por lo que en lo que respecta al vello corporal, sus efectos a aplicarlo sobre las zonas de la barba suelen ser bastantes similares.

Aceleración del crecimiento de la barba

Este aceite permite que la barba pueda crecer de una forma mucho más rápida, viéndose incluso más poblada y sin calvicies. Así que si quieres que te salga barba más rápido usar este aceite es una buena idea, aunque debes saber que no a todo el mundo le funciona igual.

Regeneración del vello

Sirve para devolverle al vello la densidad que se requiere para crecer de una forma sana, debido a que tiene altas propiedades nutritivas, siendo ideal además para aquellos a quienes les suele dar mucho picor en la barba, en vista de que esta es una esencia que la hidrata, dejándola suave, lo que trae como consecuencia que los hombres sientan menos molestias en esta zona.

Disminución de la sequedad en la barba

Este producto ayuda a evitar los quiebres en la barba, en vista de que posee nutrientes como la vitamina E, la cual permite aportarle suavidad a la barba porque mantiene constantemente hidratado el vello corporal donde se ha aplicado este aceite.

En la relación con las propiedades del aceite de ricino, también hay que mencionar que puede ser utilizado para el cuidado de la piel, en especial cuando existan ojeras, acné, dermatitis, arrugas, patas de gallo, siendo innegable la multiplicidad de funciones que puede cumplir en el ámbito de la estética, pudiendo emplearse incluso para sustituir al más perfecto producto desmaquillador.

Regeneración del vello con Aceite de Ricino

Modo de uso del Aceite de Ricino para la barba

  • Emplear el aceite de ricino para barba especialmente por las noches, debido a que durante estas horas se acelera el proceso de regeneración celular, razón para que el cuerpo asimile mucho más rápidamente todos los compuestos que se le apliquen de forma tópica.

Así pues, al usar este producto en horarios nocturnos, se verá cómo puede llegar a actuar de una forma mucho más eficiente, contribuyendo principalmente al crecimiento, fortalecimiento e hidratación de la barba como ya dijimos al hablar de las propiedades del aceite de eucalipto para la barba.

Al respecto, la aplicación del aceite de ricino para barba suele ser muy sencilla, tan solo hay que colocar esta sustancia en las zonas de la barba donde se quiera acelerar el crecimiento del vello corporal, extendiéndola de una manera uniforme.

Asimismo, hay que dar un suave masaje en la parte de la barba en la que se aplique, debido a que el propósito es que la dermis lo absorba para que su efecto sea mucho más potente.

En lo que concierne a que los efectos del aceite de ricino sean más poderosos, un consejo para tomar en cuenta consiste en cubrir completamente la zona del vello corporal en la que se utilice, tal como si se aplicara una mascarilla capilar, porque esto va a facilitar el proceso de hidratación y crecimiento de la barba.

  • Limpiar la piel antes de aplicar el aceite de ricino, en vista de que esto va a facilitar enormemente la absorción de este producto y que pueda contribuir al cuidado e hidratación de la barba de una forma adecuada.

En este sentido, si la persona que lo emplea posee un cutis que sea muy graso, se recomienda que utilice jabón de azufre para realizar la limpieza del rostro antes de la aplicación del aceite de ricino.

Esta limpieza se hará con la finalidad de que la aplicación del aceite de ricino pueda surtir efecto en los vellos corporales en los que se use.

  • Enjuagar el exceso de aceite de ricino que haya quedado en el vello corporal de la barba, evitando utilizar para esto agua que esté muy caliente, por lo que lo más recomendable para que esta zona quede bien limpia, es que este líquido se encuentre frío o tibio cuando se emplee para retirar esta sustancia.

  • Lo más recomendable cuando se utiliza el aceite de ricino, es dejarlo de utilizarlo por un día, de manera tal que la piel pueda respirar libremente durante ese periodo de tiempo en el que no se use este producto, evitando con esto que puedan obstruirse vellos corporales e incluso, se infecte la zona de la barba en la que este se aplique.

 

En otras palabras, este aceite debe ser utilizado máximo 3 días a la semana, tomando un día de descanso entre cada una de las aplicaciones que se hagan de este producto.

Modo de uso del Aceite de Ricino

Precauciones en torno al Aceite de Ricino que se deben tener en consideración

  • Bajo ningún concepto se deben ingerir las hojas ni semillas de la planta Ricinus communis en su estado natural porque estas son muy tóxicas.

  • Si se va a emplear un aceite de ricino como laxante, hay que comprar uno que haya sido elaborado principalmente con ese propósito y que este uso se encuentre especificado en la etiqueta porque este tipo de sustancia se elabora para esa finalidad mediante un proceso de purificación y combinación con otros elementos.

 

Igualmente, hay que recordar que esta sustancia generalmente se elabora con la intención de aplicarla como tópico, es decir, es un artículo que suele tener exclusivamente un uso externo.

 

  • No utilizar el aceite de ricino en casos de embarazo, así como si se su existencia, siendo prudente no hacerlo durante el periodo en el que se dé lactancia materna a un bebé.

  • No poner en contacto heridas ni zonas delicadas como los ojos y la boca con el aceite de ricino porque esta sustancia suele ser muy irritante. No obstante, si esto llegara a ocurrir, se debe lavar esa parte del cuerpo con abundante agua.

 

De tal forma, si lo que un hombre desea es tener una barba sensacional y que refuerce su atractivo natural, no debe dejar de tener entre los artículos para el cuidado de la misma un aceite de ricino que servirá para mantenerla humectada, suave y con un aspecto que sea saludable, dándole un envidiable aspecto masculino.

No obstante, al decidir utilizar un aceite de ricino, es importante consultar previamente con un especialista en el área de la estética o la dermatología, debido a que estos son los profesionales idóneos para dar respuesta a todas las dudas que se presenten cuando un hombre quiera emplear este producto para el mantenimiento de su barba.

Aceite de Ricino para barba ¿Funciona?
5 (100%) 1 vote[s]